RSS
 Como hacer un Camino en el Jardín

De cara al buen tiempo puede ser buen momento para emprender ese proyecto que nos ronda la cabeza desde hace tiempo pero que siempre dejamos aparcado, por el motivo que sea. Bien si tienes en mente hacer un camino en nuestro jardín.
Materiales:
  • Losetas de piedra o cemento
  • Mortero seco para enlosar
  • Arena
  • Grava o piedra redonda pequeña
  • Escoba o cepillo
  • Estacas
  • Cordel
  • Apisonador
  • Pala

Procedimiento:

En primer lugar decidiremos el trazado del camino y lo marcaremos mediante estacas de madera y un cordel que las una. Así tendremos una muy buena referencia de por dónde vamos en cada momento. 

Quitaremos las hierbas y el césped si lo hubiera, rebajaremos el terreno unos diez centímetros. 

A continuación echaremos el mortero seco especial para pavimentar sobre tierra. Con el apisonador compactaremos el mortero sobre el suelo de tierra.
A continuación esparciremos la arena, también se trata de una arena específica para este trabajo, nivelaremos lo mejor posible y la compactaremos golpeándola con el apisonador de base de hierro
Sobre la arena dispondremos las losas de piedra o cemento, según nuestra preferencia, a la manera y distancia que hayamos decidido
Echaremos el resto de la arena para cubrir los huecos entre las losetas de piedra, para este trabajo nos será muy útil un cepillo de barrer. Si es ancho nos facilitará bastante la labor
Finalmente echaremos la piedra o grava para rellenar los huecos entre las losetas. Aquí también nos irá bien y nos facilitará sobremanera el trabajo, el cepillo de barrer.

Tendremos por fin nuestro proyectado sendero pavimentado que cruzará el jardín. Así el acceso a la casa o a otras partes del jardín será mucho más cómodo y el jardín quedará mucho más elegante. 

fuente: ehow
Como hacer moldes de galletas con latas 

Reciclar y hacer grandes ideas para nuestro hogar es una de las cosas que más nos gustan en  Cuando vimos esta idea por primera vez, no pudimos resistirnos y terminamos haciendo nuestros propios moldes para galletas o masitas utilizando sólo latas de refrescos… Más económico imposible…

Materiales:
  • Latas de refrescos de aluminio.
  • Tijeras.
  • Regla.
  • Marcador.
  • Hoja y diseño con forma de corazón.

Procedimiento:
Cortemos con la tijera los dos extremos de la lata y lavar bien el material de trabajo.
Estiramos la pieza de aluminio, la secamos bien y con una regla marcamos tiras de diferentes grosores. De este modo podremos hacer moldes de diferentes altos.
Cortas el sobrante y con ayuda de la regla, doblas un milímetros de los bordes hacia adentro para eliminar el filo que puede lastimar nuestras manos o la de nuestros pequeños
Se verá de este modo el borde.
Y repites el mismo procedimiento del otro lado.
cortas con la tijera por el centro y separas lo que serán dos moldes

Tomas una de las tiras, la doblas por la mitad y la situas en el centro de nuestro corazón para comenzar a moldear.
Das las formas poco a poco y juntas los dos extremos de la tira para cerrar la forma del corazón.Comienzas a doblar los extremos juntos hacia adentro para que el corazón no se desarme
Nuestros moldes de corazón estarán listos. Cortarás con el lado que no tiene el doblés para eliminar el filo y con el que sí tiene el doblés es por donde debes manipularlo al igual que tus pequeños.

Fuente: instructables
Monstruosos Separadores

¿A quién no le gusta coleccionar marcapáginas de libros o hacer los suyos propios? Hay quien tiene marcapáginas metálicos, con formas de animales, con dibujos o con fotografías personalizadas. Si tú también eres adicto a los marcapáginas originales y divertidos, prueba a realizar estos pequeños monstruos de cartulina, ideales para colocar en la esquina superior de la hoja.

Materiales:
  • Papel bonito tipo cartulina o una combinación de cartulina lisa y bonita, decorada con otro tipo de papel más ligero
  • Tijeras
  • Una regla
  • Un lápiz portaminas
  • Pegamento de barra

Procedimiento:
Si lo prefieres, también puedes añadir a la lista más cosas para decorar, como lápices de colores, sellos, pegatinas, tampones de tinta y todo lo que te apetezca para crear tu marcapáginas personal.

Dibujas tres cuadros como los de la imagen en una cartulina u hoja de folio. Los tres tienen que tener las mismas medidas, es decir, 6,5 cm x 6,5 cm, aunque puedes hacerlos un poco más grandes, a tu gusto.
Usas la regla para trazar una línea diagonal en el cuadro superior, dividiéndolo en dos mitades iguales. Haces un garabato en el primer triángulo, te servirá para indicar que esa parte no la vas a usar.
Debes hacer lo mismo en el cuadro inferior y repites la misma línea diagonal divisoria. Garabateas de nuevo el interior de uno de los dos triángulos
Con ayuda de unas tijeras, cortas los triángulos garabateados. De este modo te quedará un cuadrado con dos triángulos laterales. Esta será tu plantilla para hacer el dibujo final.
Ahora coges una cartulina de color y utilizas la plantilla para realizar una silueta exacta. Utilizando la regla y el portaminas, trazas dos líneas diagonales, separando los dos triángulos del cuadrado


Si quieres, puedes recortar un cuadrado con dibujos del mismo tamaño que el cuadrado de la plantilla de la cartulina y pegarlo encima.
A continuación, doblas uno de los triángulos hacia el interior. Aplicas pegamento en el otro triángulo y los pegas sobre la mitad que has doblado


Pegas encima del triángulo un trozo de papel de dibujo, tal y como hiciste con el cuadrado.
Continuamos la creación del pequeño monstruo-marcapáginas dibujando un par de ojos y una boca en una hoja aparte, que deberás recortar y pegar sobre la plantilla final obtenida.
Ahora ya tienes un origami Monustruoso para saber en qué página de tu libro te quedaste leyendo. 

Fuente: tallystreasury.com
COMO HACER UNA CESTA

Esta cesta nos servirá para recolectar las cosechas de nuestro huerto. Es una curiosa combinación de materiales naturales y modernos, la madera con toda su calidez y la malla metálica que es puro pragmatismo. 

Materiales:
  • Dos piezas de madera de 14 cm de alto x 20 cm de ancho
  • Dos listones de 2.5 cm x 2 cm x 40 cm
  • Dos listones de unos 30 cm de longitud
  • Una barra redonda de madera
  • Malla metálica
  • Clavos
  • Grapas
  • Cola de carpintero

Procedimiento:
En las dos piezas de madera que formarán los extremos de la cesta practicaremos dos escotaduras en angulo recto en la parte superior, es donde encajarán los listones transversales. Deberán tener aproximadamente la altura y el grosor de dichos listones. Redondearemos las esquinas de la parte inferior para darle una forma semicilíndrica a la cesta.
Engraparemos la malla a los listones laterales, repasaremos la unión insertando clavos de tapicero o una pequeña regleta. Aunque si tenemos una buena grapadora y usamos grapas bastante largas tendremos suficiente con ellas.
El asa de la cesta la haremos con los dos trozos de listón de 30 cm que también habremos redondeado en un extremo. Haremos el orificio para insertar la barra que se sujetará con cola de carpintero. Un buen lijado y un encerado o barnizado de la madera permitirá que trabajemos con ella en el exterior durante muchas cosechas.
Fuente: runnerduck.com
COMO HACER QUE UN LIBRO SIRVA PARA GUARDAR EL CONTROL REMOTO

El control remoto se han convertido en un elemento indispensable, cualquier aparato electrónico está dotado de su correspondiente mando a distancia. Ello comporta que en la sala de estar, sobre la mesa de centro tengamos una exposición permanente de estos adminículos nada decorativos, funcionales sí por supuesto pero como artículos decorativos tienen bien poco.

Materiales:
  • Un libro viejo de tapas duras
  • Pistola de pegamento caliente
  • Cúter
  • Tijeras
  • Cinta de tela
  • Pegamento escolar o cola blanca
  • Un pincel
Procedimiento:

Pegamos la primera hoja del libro a la tapa superior del mismo, con el pincel extenderemos una capa de cola entre las dos superficies, cerramos el libro y apretamos durante 10-20 segundos. Abrimos el libro y seguimos la labor de pegado del resto de hojas, lo haremos pasando el pincel con cola por los bordes de las hojas del libro. 

Cuando ya tengamos todo el libro encolado le pondremos un peso encima y dejaremos secar una hora. A continuación abrimos el libro y tras marcar la forma del mando con un lápiz procedemos a recortar las hojas del libro, hemos de crear un hueco donde introducir el mando, para poder sacarlo sin dificultad haremos el hueco unos centímetros mayor que el propio mando tanto de largo como de ancho.

Cuando ya tengamos el hueco suficientemente profundo para que el mando quede oculto pegaremos un trozo de cinta de tela con pegamento caliente, la cinta nos ayudará a sacar el mando cuando lo necesitemos. 

Tendremos lista nuestra caja-libro para guardar el mando, podemos hacer una para cada mando que tengamos.

Colocadas sobre la mesa de centro de la sala de estar quedarán muy decorativas.

Fuente: countryliving.com
Como hacer un Soporte para la Tablet

Realizar un soporte para instalar la tablet sobre la pared de la cocina es un trabajo muy fácil con un producto novedoso y revolucionario, el sugru, éste es una masilla blanda y fácilmente moldeable que al contacto con el aire endurece en 24 horas.

Materiales:
  • Dos sobres de sugru
  • Film de cocina
  • Marcador
  • Agua y lavavajillas

Procedimiento:
Marcamos los puntos donde anclaremos los soportes usando nuestra tablet como plantilla.

Para elaborar los soportes comenzaremos amasando el contenido de dos sobres de la masilla, del resultante separaremos 1/3 para el soporte superior y el resto lo partiremos para formar los dos soportes inferiores. Se puede adquirir en varios colores y además tiene una guía para crear nuevos colores a partir de la mezcla de los colores base del producto.

Pegamos los dos soportes inferiores en las zonas marcadas previamente. Cuanta mayor superficie de contacto mejor, han de quedar suficientemente gruesos en la parte más cercana a la pared.

A continuación pegamos el soporte superior, éste será un poco más fino y alargado pues será el encargado de aguantar la tablet pegada a la pared.

Envolvemos nuestra tablet con film plástico de cocina y mojamos los lados de la tablet que estarán en contacto con los soportes con agua jabonosa que habremos preparado con agua y lavavajillas. Ponemos la tablet en su sitio y apretamos un poco los soportes para que tomen la forma de los bordes de la tablet. El agua jabonosa impedirá que el producto se pegue al film y nos facilitará la retirada de la tablet.

Con el soporte superior realizamos la misma operación, éste deberá bajar más para sujetar la tablet lo más pegada posible a la pared. Apretamos sobre la tablet y después lo levantamos un poco. Retiramos la tablet deslizando hacia un lado.

Bajamos el soporte superior hacia abajo, justo para que quepa la tablet deslizándola lateralmente. La idea es crear una pestaña que evite que la tablet pueda vencerse hacia delante y mantenga a ésta en su lugar. Dejaremos que el producto cure durante 24 horas, finalmente veremos que es duro pero flexible y con un aspecto totalmente liso y agradable.
Fuente: sugru.com
Como Empacar la Vajilla

¿Vas a cambiarte de casa ? ¿Necesitas enviar una vajilla o unos platos de cerámica a algún familiar o cliente?. ES muy fácil...

Materiales:
  • Periódicos viejos
  • Plástico de burbujas o similar
  • Caja de cartón
  • Marcador indeleble

Mudarse de casa o tener la necesidad de transportar objetos tan frágiles como la porcelana ya es bastante estresante como para luego, tras toda la tarea, encontrarse con tu preciosa y estimada vajilla de porcelana hecha añicos. 

Vamos a ver una forma de proteger convenientemente estos objetos para que no sean víctimas del transporte ajetreado de estos tiempos.
La mejor manera de transportar platos de cerámica o de otros materiales frágiles es en posición vertical.
Envolveremos cada plato con papel de periódico u otros que tengamos a nuestra disposición. También podemos usar lámina de plástico de burbujas para envolver cada pieza. 

Es importante envolver bien cada pieza para que no quede ninguna parte que pueda ir rozando con otros platos. 

Colocamos el material protector, plástico o simples bolas de papel de periódico arrugado para que los platos queden firmes, que no haya ninguna holgura que pueda producir choques. Una vez llena la caja de cartón, la sellaremos con cinta de embalar y señalizaremos el contenido de la caja con el marcador indeleble.

Fuente: apartmenttherapy